jueves, 22 de agosto de 2013

La mentira más grande que aterrorizó a una Nacion


la-guerra-de-los-mundos
El domingo 30 de octubre de 1938, justo a las 21:00 horas, dio inicio la transmisión radiofónica de la dramatización de la novela de "La Guerra de los Mundos", de H.G. Wells, bajo la dirección de George Orson Welles (1915-1985).
"La Columbia Broadcasting System y sus estaciones afiliadas presentan a Orson Welles y al Mercury Theatre en La Guerra de los Mundos, de H.G. Wells", así comenzó esa noche el programa, sin embargo, la mayoría de las personas no escucharon esta parte, pero sí el desarrollo del mismo, en el cual, en forma de un corte informativo de último minuto, mencionaban que una nave extraterrestre, proveniente del planeta Marte, había aterrizado en la granja Wilmuth, ubicada en la pequeña aldea de Grovers Mill, en New Jersey, Estados Unidos.
 
Orson Welles junto con un grupo de actores y músicos, en un estudio de radiodifusora CBS en Nueva York, fueron los encargados de darle vida a las páginas que escribió Herbert G. Wells; mismas que pusieron en alerta a toda la población del país norteamericano, pues en verdad creyeron ser atacados por marcianos. Así lo menciona yahoo.com.
La adaptación del guión fue hecha por Howard Koch, al quien Orson le dio la instrucción de que lo escribiera en forma de noticia, como si estuviera pasando en ese momento.
 
Mucho se ha hablado de las consecuencias que tuvo esta transmisión  de tan sólo 60 minutos; que su realismo e interpretación habían logrado que la población del país entero entrara en pánico y ansiedad.
De hecho se llegó a hablar de que algunas personas, debido al terror que sintieron, se suicidaron, también se dijo que las calles estaban atestadas de coches que querían salir de la ciudad y que las líneas telefónicas se saturaron.
 
En un estudio sobre "La invasión desde Marte", realizado en 1942, por el psicólogo Hadley Cantril de la Universidad de Princeton, se muestran las diversas percepciones que tuvieron los radioescuchas de la adaptación de La Guerra de los Mundos de Orson Wells, por ejemplo:
  • De los 6 millones de escuchas, sólo un millón 200 mil, dieron por hecho que estaban oyendo un noticiero real, y además sufrieron ataques de nervios.
  • Una persona se convenció de que podía oler el gas venenoso y sentir los rayos de calor como se describió en la radio, mientras que otro se sentía emocionalmente perturbado y una sensación de ahogo por el gas imaginario.
  • Sólo un 28 por ciento de los oyentes con educación universitaria creyó que era un informativo real, mientras que el 46 por ciento y 36 por ciento, que únicamente habían cursado estudios primarios y secundarios, creyeron lo que estaban escuchando.
  • Su temor principal era que se hubiera iniciado una guerra en Europa; ya que los norteamericanos venían saliendo de la Primera Guerra Mundial. Por lo que temían a cualquier tipo de invasión.
  • Tres de cada 10 encuestados, admitieron que oír a especialistas durante la emisión, les hizo confiar.
  • Mientras que más de la mitad, dijo haber identificado la voz del locutor, Orson Welles, y habían leído el libro "La Guerra de los Mundos".
  • Para saber si era verdad lo que estaban oyendo, más de la mitad cambió a otras estaciones para verificar la información; pero los que tuvieron mucho miedo, sólo se asomaron por las ventanas de sus casas.
Sin embargo, se cree que este suceso fue exaltado por lo medios de comunicación, y que en realidad tuvo dimensiones mucho menores de las que se han hecho creer.
Los sociólogos William S. Bainbridge y Robert E. Bartholomew, mencionan que el estudio de Hadley Cantril, es exagerado y que también se dejó llevar por lo que los medios de comunicación crearon en torno a esta transmisión radiofónica. Así lo publica csicop.org.
Pues a pesar de que Hadley Cantril recopiló algunas anécdotas muy perturbadoras como: la de un señor que dice haber escuchado "el ruido de ametralladoras o el sonido siséate de los marcianos", o incluso un hombre subió al techo de un edificio en Manhattan para observar "las llamas de la batalla".
Bainbridge y Bartholomew, explican que los resultados de Cantril sólo se basaron en testimonios de cerca de 135 personas y de lo que difundió la prensa al día siguiente; ya que los supuestos ataques al corazón, la huida de miles de personas, los casos de pánico, así como los suicidios, pudieron ser comprobados.
Es aquí donde se demuestra la influencia que tienen los medios de comunicación masiva, pues fueron éstos quienes inflaron las consecuencias que supuestamente tuvo la transmisión de Orson Welles.
El estudio de los sociólogos, al revisar la tesis de Cantril, reveló que los norteamericanos, la noche del 30 de octubre de 1938, con la dramatización de la novela de "La Guerra de los Mundos", de H.G. Wells, fue una creación mediática.
 
"Esta noche la Columbia Broadcasting System y sus estaciones afiliadas de costa a costa, ha traído la guerra de los mundos, de HG Wells, la decimoséptima en su serie semanal de las emisiones dramáticas con Orson Welles y el Mercury Theatre on the Air. La próxima semana se presenta una dramatización de tres cuentos famosos. Se trata de la Columbia Broadcasting System." Así terminó la emisión que aquella noche paralizó a Los Estados Unidos.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario